6 de noviembre de 2012

Proverbios del Infierno (II)


Locura, capa de villanía.

Vergüenza, capa del orgullo.

Las prisiones son edificadas con piedras de la Ley, los burdeles con ladrillos de la Religión.

El orgullo del pavo real es la gloria de Dios.

Lujuria del chivo, generosidad de Dios.

La ira del león es la sabiduría de Dios.

La desnudez de la mujer es obra de Dios.

El exceso de pena ríe. El exceso de gozo llora.

El rugido de los leones, el aullido de los lobos, la ira del tempestuoso mar y la espada destructiva son porciones de eternidad demasiado grandes para el ojo humano.

El zorro condena la trampa, pero no a sí mismo.

El gozo fecunda. El dolor engendra.

Dejad que el hombre vista la piel del león y la mujer el vellón de la oveja.

El ave un nido, la araña una tela, el hombre la amistad.

El egoísta necio que sonríe y el necio sombrío y ceñudo serán tenidos por sabios y se tornarán la norma.

Lo que hoy es evidente, una vez fue imaginario.

La rata, el ratón el zorro, el conejo, cuidan de las raíces, el león, el tigre, el caballo, el elefante de los frutos.

La cisterna contiene, la fuente rebosa.

Un pensamiento llena la inmensidad.


El Matrimonio del Cielo y el Infierno, William Blake (1789)
Publicar un comentario

Buscar este blog