31 de enero de 2014

El Libro de Jade

UN JOVEN POETA PIENSA EN SU AMADA
QUE VIVE AL OTRO LADO DEL RÍO
Según Sao-Nan

La luna sube hacia el corazón del cielo nocturno donde reposa amorosamente.

Sobre el lago agitado pasa con lentitud la brisa del anochecer; pasa y vuelve a pasar, besando feliz el agua.

¡Oh, qué sereno acorde resulta de la unión de las cosas que están hechas para unirse!

Pero las cosas que están hechas para unirse rara vez lo hacen.

El Libro de Jade, Judith Gautier (1867)
Publicar un comentario

Buscar este blog