9 de octubre de 2007

William Shakespeare

Buen amigo, por amor de Jesús, abstente
de cavar el polvo encerrado aquí.
Bendito sea el hombre que respete estas piedras,
y maldito sea el que mueva mis huesos.


[Éste es el epitafio que William Shakespeare escribió y ordenó tallar en su lápida antes de morir. La cursiva es mía]


William Shakespeare (1916 1616¿?)
Publicar un comentario

Buscar este blog